+34 976 62 07 02


Los viñedos

Los viñedos crecen en unas condiciones idóneas para el cultivo de la vid entre suelos pedregosos y arcillosos, con un clima extremo y con el efecto beneficioso del viento llamado Cierzo que mantiene sana la viña.

En vaso

Viñas viejas plantadas en vaso que se vendimian a mano.  Las “rengles” son más amplias en la dirección norte-sur, lo que permite captar la radiación solar y así favorecer la maduración adecuada de los racimos, lo que proporciona vinos de excelente estructura.

En espaldera

Las plantaciones actuales se realizan en espaldera y pueden vendimiarse a mano o con máquinas.  La posibilidad de usar estas últimas, con este tipo de plantación y la proximidad con la bodega elaboradora, evita la oxidación de las uvas durante la vendimia.

En algunas de las viñas, siguiendo una vieja tradición entre los agricultores de la zona, hay pequeños “corros” de uvas de mesa: Cardenal, Moscatel, Angelina… que los agricultores plantaban para su propia familia. Tradición y secreto que solo conocen “los de casa”.

El terroir

La importancia del terroir se puede explicar con el clima y los distintos tipos de suelos que proporcionan complejidad y calidad  a nuestros vinos.

En general los suelos son profundos, aunque la mayoría de las raíces están en el primer metro de profundidad son las raíces que profundizan varios metros los que aseguran las necesidades hídricas durante la sequía.

  • Suelos arcillosos

    Estos suelos, conocidos coloquialmente como 'Royal', se relacionan con vinos ricos en extractos, favorecen las reservas de aguas, aportara taninos y consistencia a la uva. Vinos con alta graduación y gran intensidad cromática.

  • Suelos pedregosos

    Los 'cascajos' suelen tener una gran cantidad de cantos rodados mezclados con suelos arcillosos, lo que favorece el crecimiento de la vid porque posee un excelente drenaje y permeabilidad. Pueden dar vinos con mucha graduación pero si adelantas la vendimia suelen ser frescos y afrutados.

  • Suelos calizos

    También llamados 'Calar', son suelos de color blanquecino por su alto contenido en carbonato cálcico y yeso. Estos vinos son muy apropiados para crianza y tendrán una gran personalidad, cuerpo redondo y un toque mineral en el aroma. Vinos con finura, no de mucha graduación y con un buen bouquet.

La viña prefiere terrenos sueltos y profundos


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
MENU